Existen pruebas que demuestran la asociación entre diversas dietas y la salud sexual del hombre. La disfunción eréctil parece disminuir en los hombres que siguen la dieta mediterránea.

Los hombres obesos y con sobrepeso que pierden peso mediante dietas bajas en grasas y calorías parecen tener mejoras en su función eréctil y en sus niveles de testosterona.

El factor masculino está involucrado en el 50% de las parejas con infertilidad. Desafortunadamente, la etiología de la infertilidad por factor masculino sigue clasificada como idiopática en casi el 50% de los casos.

Se sabe que los factores genéticos desempeñan un papel en la infertilidad masculina, y se ha trabajado mucho para identificar los muchos genes implicados.

El estudio de los genes implicados, el impacto de las modificaciones epigenéticas, las proteínas y los metabolitos producidos son objetivos atractivos para el desarrollo de biomarcadores que pueden utilizarse para diagnosticar la causa de la infertilidad masculina.

El deseo sexual es complejo y tiene que ver con muchos más factores que la nutrición, incluyendo las relaciones de un individuo, los niveles de estrés y las preferencias personales.

Alimentos para aumentar la libido:

Las ostras están entre los más famosos de la historia. Sus efectos pueden deberse a su contenido de zinc.

El zinc es un mineral que el cuerpo necesita cada día para muchas funciones vitales, como el metabolismo celular, la resistencia y la regulación de los niveles de testosterona.

Las ostras:

Tienen más zinc que cualquier otro alimento por porción. Algunos ejemplos son: crustáceos o mariscos , carne roja, cereales, piñones.

Té verde:

Ya sea caliente o frío, contiene catequinas que son compuestos abundantemente encontrados en esta bebida. Ayudan con el flujo sanguíneo mediante eliminación de radicales libres, o aumento de óxido nítrico.

Los pescados grasos:

Como las sardinas, el salmón o el atún están cargados de ácidos grasos omega-3 y son ricos en vitamina B6. Estos ácidos aumentan la dopamina en el cerebro y promueven la salud del corazón y el flujo sanguíneo.

Los aguacates:

Son ricos en vitamina B6, potasio y grasas monoinsaturadas. Estos ayudan a promover la buena circulación y un corazón sano, ambos una necesidad para una vida sexual saludable.

Brócoli, coles de Briselas, puerros y cebollas:

El brócoli, las coles de Bruselas, los puerros y las cebollas nos ofrecen flavonoides. Su consumo se relaciona con propiedades muy diversas, entre las que destacan, las relajantes, las antiinflamatorias y las antioxidantes.

Jengibre:

Contiene gingerol, un potente agente, antiinflamatorio y androgénico.

La manzana, uvas y cacao, contienen flavonoles y los cítricos flavanonas, con las mismas propiedades

Granadas:

El consumo diario de jugo de granada aumentó significativamente los niveles de testosterona en mujeres y hombres. Sus altos niveles de antioxidantes son la razón principal de esto.

Cebolla y ajo:

Tienen altos niveles de alicina y quercetina que pueden mejorar el flujo sanguíneo y la disfunción eréctil.

Fenogreco:

Son semillas que se utilizan como especia, tiene propiedades antioxidantes. Es un reequilibrador hormonal beneficioso durante la menopausia y el síndrome premenstrual.

El consumo de cúrcuma disminuye los niveles de DHT en sangre al bloquear la acción de la alfa-5 reductasa.

El pollo, la leche, queso, pescado, huevos, tofu, soja:

Son ricos en triptófano, que es un aminoácido esencial, precursor de serotonina y melatonina.

Las uvas y frutos rojos sean mejores fuentes de resveratrol (un antioxidante) que el vino tinto, y debido a los riesgos para la salud relacionados con el consumo de alcohol.

Es probable que la obtención de antioxidantes de los alimentos sea más saludable que el consumo de vino, a menos que dicho consumo sea moderado.

Conclusiones:

A modo de conclusiones, algunas hierbas:

Resulta que las hierbas hacen más que proporcionar una alternativa ya que también pueden beneficiarnos para una mejor salud sexual. Y cada hierba tiene sus propias propiedades medicinales únicas.

Aquí están algunos a considerar.

Ginseng asiático y americano:

Una hierba a considerar para una libido mejorada es el ginseng. Aunque los científicos aún no han descubierto todos los beneficios del ginseng, un estudio reciente encontró esta hierba beneficiosa en el tratamiento de la disfunción sexual para usuarios de metadona.

Tribulus Terrestris:

El Tribulus Terrestris puede aumentar la libido, Aunque este suplemento no aumente la testosterona, puede aumentar la libido.

Si bien los mecanismos subyacentes a la actividad del TT siguen siendo en gran medida desconocidos, están surgiendo pruebas convincentes de estudios experimentales en animales sobre los posibles mecanismos dependientes del endotelio y el óxido nítrico que subyacen en su acción beneficiosa

Maca: (Lepidium meyenii)

La maca es bien tolerada, la raíz de maca puede aliviar la disfunción sexual inducida por algunos antidepresivos, y puede tener un efecto relacionado con la dosis. La maca también puede tener un efecto beneficioso sobre la libido.

El otro estudio, evaluó los efectos de la maca en pacientes con disfunción eréctil utilizando el Índice Internacional de Disfunción Eréctil-5 y mostró efectos significativos.

Si bien las investigaciones indican posibles vínculos entre determinados alimentos y un mayor rendimiento sexual, quienes buscan el mejor alimento para ello, deben asegurarse de que están comiendo una dieta equilibrada y saludable para el corazón.

Complemente con calidad, magnesio quelado, boro, zinc, selenio, así como vitamina D, K2, l_ arginina, aceite de pescado.

La CoQ10 (Ubiquinona) es una coenzima que actúa en las mitocondrias (estructuras pequeñas de la célula) que producen energía.

Es un antioxidante que ayuda a prevenir el daño que los radicales libres (sustancias químicas altamente reactivas) causan a las células.

Los probióticos Biogaia Gastrus, que vienen con cepas patentadas de L. reuteri, han demostrado que aumentan la testosterona.

El mecanismo de funcionamiento de los probióticos es similar al del microbiota del intestino, que forma una densa capa que actúa como barrera frente a la colonización de patógenos (bacterias y otros agentes perjudiciales para la salud).

La acción probiótica aumenta el número de bacterias beneficiosas, creando un entorno más favorable para el microbiota beneficioso y ayudando a oponer resistencia a la colonización de bacterias dañinas.

Considere suplementar con apigenina. La apigenina es un bioflavonoide que tiene alguna evidencia de mejoría en aquellos que sufren un declive relacionado con la edad: previene la caída del cabello ( se encuentra en el perejil, orégano, tomillo, apio).

Hay una posible aplicación de la apigenina para mejorar la expresión de la proteína StAR y la sensibilidad esteroidogénica del envejecimiento de las células de Leydig”.

Advertencia, no todas las isoflavonas o flavonoides son beneficiosas, en el hombre, las de soja imitan el estrógeno, que es una hormona femenina y no sería aconsejable para el hombre, aunque sea efectivo para la mujer menopáusica.

Referencias:

-Maca (L. meyenii) for improving sexual function: a systematic reviewByung-Cheul Shin 1, Myeong Soo Lee, Eun Jin Yang, Hyun-Suk Lim, Edzard ErnstPMID: 20691074 PMCID: PMC2928177 DOI: 10.1186/1472-6882-10-44

J. Roberts NH, Yafi FA. Diet and Men’s Sexual Health. Sex Med Rev 2018;6:54-68.