Mycoplasma genitalium es una de las bacterias más pequeña que se conoce. No posee pared celular y, por lo tanto, no se puede detectar fácilmente en una muestra. Predomina en el tracto genitourinario de ambos sexos. Desde 2015 se clasifica por la OMS como un patógeno de trasmisión sexual emergente, cuya importancia ha crecido a lo largos de los años.

Este microorganismo está relacionado con el desarrollo de síndromes urogenitales en mujeres (flujo vaginal, dolor abdominal bajo, infertilidad y aborto espontáneo) y síndrome uretral en pacientes de sexo masculino (uretritis no gonocócica).

Esta bacteria hoy en día infecta aproximadamente a entre el 1% y 2% de las personas y es especialmente común en adolescentes y adultos jóvenes.

Mycoplasma Genitalium es una infección de transmisión sexual (ITS) más común que la gonorrea y la clamidia pero es más difícil de reconocer.

La infección por Mycoplasma genitalium puede persistir durante meses o años en individuos asintomáticos.

En los hombres, la Mycoplasma Genitalium puede provocar:

  • Dolor testicular
  • Prostatitis
  • Uretritis
  • Secreción uretral
  • Eventualmente infertilidad
  • Dolor e inflamación articular.

En las mujeres puede ocasionar:

  • Dispareunia(dolor coital)
  • Disuria(dolor al orinar)
  • Dolor pélvico
  • Cistitis
  • Inflamación uretral
  • Flujo vaginal con fuerte olor
  • Dolor al caminar
  • Hemorragia post coital o intermenstrual.
  • Puede afectar, vagina, cuello del útero y endometrio y comprometer la fertilidad.

La bacteria se encuentra en las muestras genitales del 15-25% de los hombres con uretritis no gonocócica y en el 10-13% de las mujeres con enfermedad inflamatoria pélvica.

La infección por Mycoplasma genitalium parece alcanzar un pico algo más tardío en los hombres y permanece con mayor prevalencia en los grupos de mayor edad de ambos sexos.

Mycoplasma genitalium es un organismo pequeño no visible con el microscopio convencional. Es de crecimiento muy lento y con requerimientos selectivos, por lo que su cultivo tarda semanas o meses y es poco práctico para la detección oportuna.

Generalmente, se tiene que recurrir a la serología o PCR.

Otro patógeno emparentado con M. genitalium es ureaplasma urealyticum, que puede producir, una infección de transmision sexual con las mismas consecuencias en ambos sexos.

Tratamiento para Mycoplasma Genitalium

Moxifloxacina: es una fluoroquinolona de cuarta generación que todavía es altamente eficaz en Europa (>95%), aunque es probable que su eficacia disminuya si su uso es elevado.

Se recomienda hacer pruebas y tratamiento de las parejas sexuales actuales, para evitar la reinfección del caso en cuestión.

Los pacientes con infección por M. genitalium confirmada deben realizarse una prueba de curación para garantizar la eliminación del organismo y, aunque se desconoce cuál es el momento óptimo para ello, se recomienda realizarla 5 semanas después del inicio del tratamiento.

Referencias:

-Diagnostic Microbiology and Infectious Disease

Volume 77, Issue 3, November 2013, Pages 278-279.

– Infección por micoplasma y ureaplasma e infertilidad masculina: revisión sistemática y metanálisis

C Huang 1, HL Zhu 1, KR Xu 1, SY Wang 1, Ventilador LQ 1 2, WB Zhu 1 2 PMID: 26311339 DOI: 10.1111 / andr.12078, septiembre 2015.

Keywords: uretritis por micoplasma, micoplasma e infertilidad masculina, micoplasma e infertilidad femenina, salpingitis y micoplasma, cervicitis y micoplasma, cistitis y micoplasma, artitis y micoplasma, flujo vaginal y micoplasma, micoplasma y hemorragia, prostatitis y micoplasma, micoplasma y aborto espontáneo.