Sumario: El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por dos tipos de virus. Los virus se denominan virus del herpes simplex tipo 1 (VHS-1) y virus del herpes simplex tipo 2 (VHS-2), son virus del tipo ARN. Se estima, que es la enfermedad de transmision sexual más frecuente, seguida por el virus del papiloma humano (para el cual existe una vacuna desde 2018, al menos para los más peligrosos.

Su diferencia con el herpes oral

La principal diferencia de los dos virus del herpes simple, es su ubicación o el lugar donde aparecen, tanto dentro como fuera del cuerpo.

Con HSV-1, o herpes oral, aquellos que experimentan síntomas tendrán lo que comúnmente se conoce como herpes labial o «ampollas de fiebre», que se produce en o alrededor de los labios.

El VHS-2, se presenta como llagas o ampollas de aspecto similar en la región genital: en la vulva o el pene o alrededor del ano.

Vale la pena señalar que el HSV-1 también puede conducir al herpes genital a través del sexo oral, es la única relación entre el herpes genital y el herpes oral.

¿Cómo se propaga el herpes genital?

Se puede contraer el herpes genital al tener sexo vaginal, anal u oral con alguien que tenga la enfermedad.

Si no tiene herpes, puede infectarse si entra en contacto con el virus del herpes:

  • Una llaga de herpes, por la saliva (si la pareja tiene una infección de herpes oral) o secreciones genitales (si la pareja tiene una infección de herpes genital).
  • Piel en el área oral si su pareja tiene una infección de herpes oral, o piel en el área genital si la pareja tiene una infección de herpes genital.
  • Puedes contraer herpes de una pareja sexual que no tenga una llaga visible o que no sepa que está infectada. También es posible contraer herpes genital si recibe sexo oral de una pareja sexual que tiene herpes oral.
  • No contraerá herpes por sentarse en un inodoro, la ropa de cama o las piscinas, ni por tocar objetos a su alrededor como cubiertos, jabón o toallas.

¿Cómo puedes evitar el contagio?

Si usted es sexualmente activo, puede hacer las siguientes cosas para reducir sus probabilidades de contraer herpes genital:

  • Mantener una relación monógama mutua a largo plazo con una pareja que no esté infectada con una enfermedad de transmisión sexual.
  • Vale decir, que se haya hecho un análisis y que tenga resultados negativos para un análisis de enfermedades de transmisión sexual.
  • Usar condones de látex de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales.
  • No todas las llagas de herpes se producen en las áreas cubiertas por un condón de látex.
  • Además, el virus del herpes puede liberarse (desprenderse) de áreas de la piel que no tienen una llaga de herpes visible.
  • Por estos motivos, es posible que los condones no  protejan completamente de contraer el herpes.

¿Tienes una relación con una persona con herpes? Haz esto:

Si tiene una relación con una persona que se sabe que tiene herpes genital, puede reducir el riesgo de contraerlo si:

  • Su pareja toma un medicamento contra el herpes todos los días.
  • Evitar tener relaciones sexuales vaginales, anales u orales cuando la pareja tenga síntomas de herpes (es decir, cuando, tenga un brote).

Herpes genital durante el embarazo

Si está embarazada y tiene herpes genital, es muy importante que acuda a las consultas de atención prenatal.

Se debe consultar, si alguna vez tuvo síntomas de herpes genital o si se le diagnosticó esta enfermedad.

Hay algunas investigaciones que sugieren que la infección de herpes genital puede provocar un aborto espontáneo, o podría hacer que sea más probable, tener un parto prematuro.

La infección de herpes puede transmitirse de la madre al hijo no nacido antes del nacimiento, pero es más común que se transmita a su bebé durante el parto.

Esto puede conducir a una infección potencialmente mortal en el bebé (llamada herpes neonatal). Es importante que evite contraer el herpes durante el embarazo.

Si tiene síntomas de herpes en el parto, normalmente se realiza una cesárea, preventiva.

¿Cómo saber si tengo herpes genital?

La mayoría de las personas que padecen herpes genital no tienen síntomas o los tienen muy leves.

Es posible que los síntomas leves sean irrevelantes o que se confundan con otra afección de la piel, como un grano o un vello encarnado.

Debido a esto, la mayoría de las personas que tienen herpes no lo saben.

Las llagas del herpes suelen aparecer como una o más ampollas en o alrededor de los genitales, el recto o la boca.

Las ampollas se rompen y dejan llagas dolorosas que pueden tardar una semana o más en sanar.Estos signos, se denominan tener un brote.

La primera vez que una persona tiene un brote, también puede tener síntomas similares a los de la gripe, como fiebre, dolores en el cuerpo o glándulas inflamadas.

Las personas que experimentan un brote inicial de herpes pueden tener brotes repetidos, especialmente si están infectados con el VHS-2.

Los brotes repetidos suelen ser más cortos y menos graves que el primer brote. Aunque la infección se mantiene por el resto de su vida, el número de brotes puede disminuir con el tiempo.

¿Cómo se trata el herpes?

El aciclovir inyectable se utiliza para tratar infecciones graves causadas por los virus del herpes, incluyendo formas graves de herpes genital.

Otros como, herpes zóster, encefalitis herpética (inflamación cerebral), e infecciones de herpes en personas con otras enfermedades que debilitan el sistema inmunológico.

El herpes ocular o queratitis herpética está causado por el virus del herpes. Los más conocidos son el herpes simplex o de tipo 1, aunque el herpes genital o de tipo 2, o el varcela zoster, también puede causarla.

Pueden producir opacidad corneal que requiera un trasplante. Los síntomas de una ETS pueden incluir una llaga inusual, un flujo genital maloliente, ardor al orinar o (en el caso de las mujeres) sangrado entre períodos.

En conclusión (lee esto que es importante)

Se puede diagnosticar el herpes genital simplemente observando los síntomas, también pueden tomar una muestra de la úlcera y analizarla, con PCR polimerasa por ejemplo.

Se puede utilizar un análisis de sangre para buscar anticuerpos contra el herpes, si se demuestra en el estudio serológico, la presencia de IgM, la infección es reciente.

No hay cura para el herpes. Sin embargo, el estudio de una vacuna se encuentra avanzado y hay medicamentos que pueden prevenir o acortar los brotes.

Uno de estos medicamentos contra el herpes se puede tomar diariamente, y hace que sea menos probable que sea un portador trasmisible.

El herpes genital puede causar llagas genitales dolorosas y puede ser grave en personas con sistemas inmunológicos suprimidos.

Si tocas las llagas o los fluidos de las llagas, puedes transferir el herpes a otra parte del cuerpo, como los ojos.

No se toque las llagas o los fluidos para evitar la propagación del herpes a otra parte del cuerpo. Si toca las llagas o los fluidos, lávese bien las manos inmediatamente para evitar la propagación de la infección.

También es importante reconocer que, si bien el herpes no es curable, se puede controlar con medicamentos.

La terapia de supresión diaria (es decir, el uso diario de medicamentos antivirales) para el herpes también puede disminuir el riesgo de contagiar el herpes genital a su pareja sexual.

Asegúrese de analizar las opciones de tratamiento, ya que esto puede afectar la forma en que se sentirá con respecto a las relaciones sexuales actuales o futuras.

Las dificultades, para erradicar el herpes, está en que éste por decirlo, de alguna manera, se oculta del sistema inmune, como micro-ARN en el sistema nervioso periférico, quedando como “latente o durmiente”, sin que las células inmunológicas lo puedan detectar.

Herpes genital y el VIH:

La infección por herpes puede causar llagas o roturas en la piel o el revestimiento de la boca, la vagina y el recto.

 Esto permite que el VIH entre en el cuerpo. Incluso sin llagas visibles, el hecho de tener herpes genital aumenta el número de células CD4 (las células a las que el VIH se vale para entrar en el cuerpo) que se encuentran en el revestimiento de los genitales.

Cuando una persona tiene tanto VIH como herpes genital, las probabilidades de que el VIH se transmita a una pareja sexual no infectada por el VIH son mayores durante el contacto sexual con la boca, la vagina o el recto de su pareja.

Referencias

  • Looker KJ, Magaret AS, Turner KM, Vickerman P, Gottlieb SL ,Newman LM. Global estimates of prevalent and incident herpes simplex virus type 2 infections in 2012. PLoS One. 2015 Jan 21;10(1):e114989
  • Corey L, Wald A. Maternal and neonatal herpes simplex virus infections. N Engl J Med. 2009;361:1376–85.

Anuncio de responsabilidad: Toda la información expuesta en la página web andrologica.es no reemplaza las opiniones emitidas por su médico habitual ni suplanta una consulta médica.