Es una bacteria inmóvil, anaerobia facultativa, no encapsulada, anteriormente era conocida como Haemophilus vaginalis.

Gardnerella vaginalis es una enfermedad transmitida a través de la actividad sexual con una persona que ha desarrollado la enfermedad. Se encuentra con mayor frecuencia en las mujeres, pero se transmite fácilmente a los hombres. Por lo tanto, generalmente, se considera una infección de transmisión sexual (ITS).

Síntomas de la Gardnerella Vaginalis

Es más frecuente en mujeres, en las cuales produce un flujo de mal olor, con un característico sello a pescado o amoníaco y en ocasiones dispareunia, son más propensas si las bacterias acidófilas naturales de la vagina se alteran produciéndose un cambio en el pH, generalmente por el uso de líquidos para la higiene íntima o anticonceptivos.

En los hombres puede pasar desapercibida, encontrándose la bacteria en el canal de la uretra y en algunos casos puede producir prostatitis aguda o crónica. En presencia de secreción, sensibilidad y piuria (abundantes glóbulos blancos en la orina), el diagnóstico puede ser sencillo.

Una inflamación de bajo grado puede estar todavía al acecho y una causa frecuente es Gardnerella, la primera pista de la sutil presencia de esta condición, a veces es una elevación de la prueba de PSA.

¿Cómo se contagia la Gardnerella Vaginalis?

La actividad sexual no es el siempre el motivo para contraer Gardnerella, en las mujeres, ya que ésta es causada por la destrucción de bacterias de la flora vaginal normal, del género lactobacillus que mantienen un pH ácido, en torno a 4, y protegen de infecciones.

Durante la ovulación, hay un aumento de la hormona luteinizante (LH) y del moco cervical fértil, lo que provoca que el pH se mueva en el rango de 7 a 14, es decir alcanza valores más alcalinos, para volver luego a su acidez habitual.

Estos cambios permiten que los espermatozoides puedan sobrevivir hasta 72 horas dentro del sistema reproductivo femenino, viajando a través de la vagina y el cérvix hacia las trompas de Falopio.

Existen factores causales, como algunos antibióticos de amplio espectro, tampones de materiales absorbentes, que pueden causar irritación y anticonceptivos, como diafragmas o dispositivos intrauterinos. Las duchas vaginales también pueden alterar el equilibrio normal de las bacterias.

Todo lo anterior puede alterar la flora natural de la vagina, abonando el terreno para desarrollar un sobrecrecimiento bacteriano, con la presencia de Gardnerella, esta condición se denomina vaginosis y aparte de ser una patología en sí, puede facilitar la transmisión sexual de enfermedades.

Conclusiones

El diagnóstico es fácil, con un simple frotis de la vagina o la uretra en el caso masculino, y siguiente visión al microscopio.

Aunque el hombre no tenga síntomas, si padece Gardnerella debe ser tratado con 500 mg de metronidazol por vía oral dos veces al día durante seis días.

El área genital también puede ser tratada con la crema de metronidazol.

Cuando a uno de los dos miembros de la pareja se le detecta Gardnerella, deben ser tratados ambos con la finalidad de que no se reinfecten.

Se ha demostrado que el tratamiento con clindamicina tiene una mejor eficacia que el metronidazol en casos de Gardnerella recurrente.

Los regímenes de tratamiento de la clindamicina, ya sea por vía oral o en forma de cremas vaginales deben durar siete días.

En caso de embarazo, tratamiento debe ser inmediato, ya que te puede causar muchas complicaciones.

Una de las peores complicaciones asociadas a la vaginosis bacteriana, en la mujer es el riesgo de inflamación pélvica.

Esto tiene lugar cuando las bacterias patógenas ascienden desde la vagina hacia las trompas de Falopio y los ovarios, causando un proceso infeccioso e inflamatorio, que puede dejar secuelas que comprometan la fertilidad.

Referencias

-Schwebke JR, Muzny CA, Josey WE. Role of Gardnerella vaginalis in the pathogenesis of bacterial vaginosis: a conceptual model. J Infect Dis. 2014 Aug 1;210(3):338-43. doi: 10.1093/infdis/jiu089. Epub 2014 Feb 7. PMID: 24511102.

-Morrill S, Gilbert NM, Lewis AL.Gardnerella vaginalis as a Cause of Bacterial Vaginosis: Appraisal of the Evidence From in vivo Models. Front Cell Infect Microbiol. 2020 Apr 24;10:168. doi: 10.3389/fcimb.2020.00168. PMID: 32391287; PMCID: PMC7193744.