¿Qué es la balanitis?

La balanitis es una inflamación del glande del pene, que puede involucrar al prepucio (balanopostitis).

Hay una amplia variedad de causas, pero la infección es la causa más común. Puede ser aguda o bien cursar de forma recurrente, es el caso de la balanitis crónica.

No se debe confundir con el esmegma que es una acumulación de células de piel muerta y sebo natural que mantiene el pene húmedo. Si una persona no limpia su pene regularmente, se puede formar una sustancia blanca y espesa.

Balanitis aguda

La principal sintomatología de la balanopostitis aguda es:

  • Dolor intenso localizado en el glande.
  • Sensación de ardor.
  • Hinchazón de la cabeza y el prepucio.
  • Picazón.
  • Enrojecimiento.

La inflamación puede afectar tanto a la cabeza entera como a sus áreas próximas.

Esta patología es relativamente frecuente, representa aproximadamente el 11% de las afectaciones genitourinarias en el varón.

¿Qué causa la Balanitis aguda?

La causa más común de la balanitis se relaciona con la diabetes mellitus y enfermedades de transmisión sexual en el 10% de los casos y por utilización de sustancias químicas irritantes presentes en algunos perfumes, jabones y lubricantes o preservativos.

Es un proceso más frecuente en varones no circuncidados. La no retracción del prepucio contribuye a su aparición. Otros factores predisponentes son la higiene deficiente o exagerada, diabetes, infecciones, alergias de contacto, uso de cremas tópicas, o traumatismos.

El tratamiento tópico con metronidazol u otro antibiótico, no es útil porque suele haber uretritis concomitante

La Cándida albicans y otras especies son las responsables de cerca del 35% de todos los casos de balanitis infecciosa, la mayoría de las veces adquirida por vía sexual.

Las características clínicas de la balanitis por Cándida incluyen eritema leve, y pápulas con o sin pústulas.  Generalmente los pacientes se quejan de quemazón y prurito, sin embargo, este aspecto clínico es inespecífico la mayoría de las veces.

Los factores predisponentes a la candidiasis genital masculina incluyen a la diabetes mellitus, inmunosupresión y la no circuncisión. 

Las bacterias representan la segunda causa más frecuente de balanitis infecciosa: Estreptococo, Estafilococo aureus, Pseudomonas, Gardnerella vaginalis, anaerobios, Treponema pallidum, Clamidia tracomatis y Micoplasma, causan balanitis. Causas menos comunes de balanitis son las virales y parasitarias.

Balanitis crónicas

La psoriasis, el síndrome de Reiter, la diabetes mellitus, el virus del herpes, el VPH (virus del papiloma humano), son las causas de la balanopostitis crónica.

En cuanto a los síntomas de la balanopostitis crónica, durante los períodos de exacerbación, prácticamente no difiere de los síntomas de otras formas de lesión inflamatoria.

Los pacientes se quejan de dolor al orinar, aparición de manchas y enrojecimiento del glande del pene y puede haber abundante secreción.

Durante la remisión, la balanopostitis crónica, puede cursar con distrofia y atrofia del prepucio en la cabeza del pene.

La enfermedad puede dar lugar a la aparición de cicatrices, la adquisición de fimosis secundaria o primaria y cambios en la forma del pene o displasias.

La artritis reactiva es considerada una enfermedad reumática, del grupo del espondilo artropatías seronegativas.

Se cree que es el resultado de la interacción de diversos factores genéticos (como el antígeno HLA-B27) y ambientales, que causan una reactividad inmunitaria anormal ante ciertos patógenos bacterianos, por lo que también es llamada artritis reactiva o post infecciosa.

Frecuentemente comienza con una infección genitourinaria o gastrointestinal. Algunos de los patógenos reconocidos son Chlamydiae, Salmonella, Shigella, Yersinia, Campylobacter y otros.

Su manifestación inicial es la uretritis no gonocócica, que prepara el escenario para el síndrome de Reiter, el resto de las características se desarrollan de una a cinco semanas después del comienzo de la uretritis.

Balanitis circinata es una manifestación dermatológica de la artritis reactiva. Es una dermatitis anular serpiginosa del glande del pene.

La balanitis plasmocítica, también llamada balanitis circumscripta plasmacellularis o balanitis de Zoon, es una infrecuente dermatosis benigna del pene, lo característico es la aparición de un adelgazamiento de la epidermis y lesiones rojas, brillantes, de límites precisos, con aspecto de estar húmedas, pero secas.

Existen fenómenos de paraqueratosis y un infiltrado inflamatorio en banda por células linfocitarias y células plasmáticas. La circuncisión es el tratamiento de elección.

Es importante distinguir balanitis circumscripta plasmacellularis, una condición benigna, del proceso neoplásico eritropoplasia de Queyrat.

El liquen escleroso, conocido también como balanitis xerótica obliterans, es una enfermedad cutánea de carácter inflamatorio crónico. No se conoce la causa.

Es similar a otras enfermedades dermatológicas como la psoriasis o la esclerodermia, que tienen patogénesis autoinmunitaria.

La balanitis xerótica obliterans (BXO) puede afectar cualquier zona cutánea, pero sobre todo se concentra en la zona genital.

Tratamiento para la Balanitis

El tratamiento depende de la causa de la balanitis.

La balanitis ocasionada por bacterias se puede tratar con antibiótos orales y cremas antibióticas.

Las cremas esteroides pueden calmar la balanitis que se presenta con enfermedades cutáneas.

Si se debe a un hongo, se le recetan cremas antimicóticas. Se incluye lavar la zona con suero fisiológico dos veces al día y eludir jabones u otras sustancias que puedan ser irritantes mientras que exista inflamación del bálano.

Más tarde se va a secar la zona como se hace con el resto del cuerpo. No es bueno un lavado excesivo, puesto que favorece la aparición de irritación.

Si la causa de la balanitis es una enfermedad de transmisión sexual, se deben adoptar las recomendaciones básicas indicadas por el médico especialista para su caso específico.

Tratamiento de la balanitis candidiásica

En estos casos son de elección los antifúngicos como el Clotrimazol o bien el Miconazol.

Puesto que la tasa de infección en la pareja es bastante alta, se recomienda tratar asimismo a ésta. En los casos de balanitis candidiásica recidivante, hay que descartar la presencia de enfermedades como diabetes mellitus o bien SIDA.

Tratamiento de la balanitis por aerobios y anaerobios

El tratamiento de elección son los antibióticos, que se escogen en función del germen causal que se sospeche.

Los más usados son la Eritromicina para los aerobios y el Metronidazol o bien la Amoxicilina-Clavulánico para los anaerobios.

Tratamiento de la balanitis por herpes

Se usan medicamentos anti herpéticos como el valaciclovir, el aciclovir o bien el famciclovir.

 Si existen recurrencias usuales o bien graves, se puede proponer sostener tratamiento supresor de mantenimiento a lo largo de un año, en tanto que reduce el peligro de que éstas aparezcan.

Tratamiento del liquen escleroso

El tratamiento de elección son los corticoides tópicos hasta lograr la remisión de la lesión, para más tarde ir reduciéndolos progresivamente.

A veces se mantiene tratamiento intermitente a lo largo de algún tiempo, para sostener la remisión. La realización de medidas más severas como la circuncisión o bien otras intervenciones quirúrgicas depende del grado de afectación del balano o bien el prepucio.

Tratamiento de la balanitis circinada

El tratamiento de elección son los corticoides tópicos, asociándose un tratamiento concreto si se sospecha infección asociada. El tratamiento de la pareja es preciso cuando se sospecha ETS.

Tratamiento de la eritroplasia de Queyrat y enfermedad de Bowen

Se presenta como una balanitis, como una lesión o múltiples placas eritematosas bien delimitadas, aterciopeladas, húmedas con erosiones y úlceras en su interior, Es una forma precoz de cáncer de piel que se encuentra en el pene.

El cáncer se denomina carcinoma escamocelular in situ. Este tipo de cáncer se puede presentar en cualquier parte del cuerpo: la escisión quirúrgica es el tratamiento recomendado y de buen pronóstico. Es obligatorio efectuar seguimiento, puesto que existe raramente recurrencia.

Tratamiento de la balanitis de Zoon

El tratamiento incluye medidas generales (medidas higiénicas), tratamiento médico (corticoides tópicos, antibióticos) y medidas quirúrgicas (circuncisión), a valorar en función de cada caso.

Tratamiento de la balanitis por fármacos

Es preciso quitar el medicamento causante y, si la afectación es extensa o bien severa, se pueden regentar cremas hidratantes o bien corticoides tópicos sobre la lesión.

Tratamiento de la balanitis por agentes irritantes (alérgicas)

Hay que retirar el agente que lo origina y, en función de cada caso, incorporar a lo largo de ciertos días cremas hidratantes o bien corticoides tópicos si se considera oportuno.

¿Qué puede esperar?

La mayor parte de los casos de balanitis se pueden solucionar con fármacos orales o con cremas medicadas y una buena higiene. La mayor parte de las veces no se requiere cirugía.

Posibles complicaciones

  • La inflamación o bien infección prolongada puede:
  • Cicatrizar y estrechar el agujero del pene (estenosis del meato).
  • Hacer bien difícil y dolorosa la retracción del prepucio para exponer la punta del pene (una afección llamada fimosis).
  • Complicar el desplazamiento del prepucio sobre la cabeza del pene (una afección llamada parafimosis).
  • Afectar el riego sanguíneo a la punta del pene.
  • Aumentar el peligro de cáncer de pene.

¿Casos recurrentes de Balanitis?

La balanopostitis crónica puede durar años, provocando exacerbaciones y periodos de remisión. Tenga en cuenta que, sin el tratamiento adecuado, cualquier forma de balanopostitis puede volverse crónica.

La inflamación puede ocurrir debido a un sistema inmunológico debilitado, infección con relaciones sexuales sin protección, o debido a trastornos hormonales. Igualmente, sustancias como jabón, geles de ducha o condones pueden irritar la piel.

Referencias

También podría interesarle: